Cine en las Arribes del Duero

Cine en las Arribes del Duero
Doctor Zhivago, La Cabina, Del Pirineo al Duero...

Mapa de La Ribera del Duero en 1641, durante la invasión portuguesa

Cascada del Remolino. ARRIBES DEL DUERO

domingo, 23 de noviembre de 2014

Un humano poder

"Un humano poder" , por José Miguel Ullán (1965). 
Es uno de sus primeros poemas, y aprece publicado por primera vez en la revista Claraboya (en su nº10).
Está dedicado a Vicente Aleixandre, y en él se sospechan muchos elementos de sus Arribes juveniles.

"Ignoraban la roca (en consecuencia,
el húmedo rasguño de su sombra),
torrentes cereales cercenados,
hermanos callejones sin aurora
ojos donde la brasa no halló hueco,
aroma ileso de un amor -antigua
palma de hierro con candado ajeno"

El molino de Ricardico. Documental de Luis Falcón (2011), editado por Salamanca24horas.com

Aquí, en el primer Ullán, ya podemos ver una forma de ser poeta completamente original, y con sus problemas vivenciales muy dentro, ya sufriendo...



viernes, 21 de noviembre de 2014

Cazando ranas

"El desastre de Santiago de Cuba...el 3 de julio (de 1898), le sorprendió a Miguel de Unamuno veraneando en una dehesa de Vitigudino, donde se dedicaba a cazar ranas.


La única reflexión que le alcanzó entonces el Desastre fue lo esperable: lo poco que importan los acontecimientos de la historia, frente al silencio augusto de la naturaleza, y a la trilla del centeno..."

"Miguel de Unamuno", Españoles ilustres. Por Jon Juaristi, pp. 252 y ss. ISBN: 978-84-306-0076-2

Jon Juaristi, 2012.

Miguel de Unamuno, como se sabe era un reformista, un pensador sobre la política y la historia de España, quería reformar el ejército, el estado, nuestro pensamiento. Creía de verdad, en la indepedencia de Cuba y de Filipinas.

La relación de Unamuno con el Oeste de Salamanca, ya vino desde temprano, nada más llegar a Salmanca, como catedrático de Griego. parece ser, que en él cuidado de los hijos le ayudaba una sra. de Ledesma, en la que ya descubrió peculiaridades del habla propia de las Arribes, y de sus relaciones con el poeta luso Guerra Junqueiro, en Freixo, a donde acudía en la vía del tren, hoy cerrada.

Si en julio estaba en Vitigudino, en febrero de 1898, durante los carnavales, reconoce que se recorrió toda la Ribera salmantina de norte a sur.


Foto de Gombau, "La Santa Misión", que es la bajada a las ruinas del Convento y Hospedería de La Verde, en lo que es ahora el Poblado del Salto de Aldeadávila. 
Se ve la sombra de Gombau en primer término.


miércoles, 19 de noviembre de 2014

Turismo Rural (1)

Éste es el primero de los artículos del poeta y novelista nuestro, José Miguel Ullásn que os prometí. Ullán estuvo colaborando con el diario "EL PAÍS" desde junio de 1978 hasta junio de 2006.
En su aguda e inteligente visión destacan todos los temas de actualidad, y cómo no, su bellísima tierra natal y juvenil. Pienso que el verano de 1997 lo pasó en Villarino de los Aires (ARRIBES DEL DUERO, SALAMANCA), y a partir del 5 de setiembre de aquel año escribe la triología llamada "Turismo Rural".

Documental VILLARINO 2011, de Luis Falcón. Editado por Salamanca24horas.com


Sobrado de una casa tradicional en Villarino

Para que puedas leerte online todos los artículos de JM Ullán, pincha en este enlace:

http://elpais.com/autor/jose_miguel_ullan/a/12


Turismo Rural (1)- José Miguel Ullán, 5 de setiembre de 1997 (El PAÍS.com)




"A Cristina Rodríguez-Salmones, in memóriam. La entrada, igual que tantas otras noches vencidas, a la casa hoy por todos abandonada: de puntillas, en plena oscuridad, desde el frío pocero de la planta baja al calor tolerable del piso de arriba. Con la certera sensación, palpando las paredes descascarilladas, de ser la única cosa que él no logró jamás hacer del todo mal.

Cuerda invisible para un teatro de sombras. Y ahora mismo, por fin, la eclosión del sentido, algo oxidado, de la antigua ley en familia:
"¡No nos vayas a despertar!" Se nos cierran los ojos por costumbre; ya no haría falta. Mientras tanto, Mabel Lozano está que se sale.



Se terminó el baile en la plaza, cerraron discotecas, bares y chiringuitos. De maneceida, vuelven mozas y mozos a sus peñas: "Ahí vivió Juan Garrito antes de irse a Logroño..."

Adiós, austero y comprensivo, a nuestra idea relativa de pegar una cabezada, o de "echar una pestañita", que es la manera suave de decir eso mismo en México. Apogeo y declive, a cielo abierto, de obscenidades y blasfemias. Espesa vomitona de la que fue difícil conquista, en un país católico y franquista, para colmar "las ocasiones debidas": la rabia, la pasión, la hora de la muerte. ¿Sobraba, una vez más, la finalidad?. En cualquier caso, tampoco los beatos se asombraban: "Estamos en fiestas".
Mientras tanto, Alejandra Prat se enamora de un joyero cordobés.

Una charanga de abuelos animosos, los Marinos de León, retumba en cada esquina la aldea, para que así sepamos que seguimos (tarara-papa-chunchún/ tarara-papa- chunchún) en la desenvoltura de las fiestas.


Charanga los Marinos de León, en el año 2007 en un pueblo cercano (Aldeadávila de la Ribera, video de Daniel Sierra).

Las horas y las medias de la campana del ayuntamiento. Primeros escobazos en las calles y primeras palabras, indirectas: "¿Vas párriba?"

Un turista escandinavo, que ni siquiera me devolvió el saludo al llegar anoche a la barra de La Extremeña, anota, tan temprano, en su vieja libreta de tapas color malva: "No deja de resultar curioso que, en tiempos de respeto algo envarado a cuanto se reclama del silencio, aquí sigan estando convencidos de que sólo es creíble lo festivo cuando esto hace del ruido su argumento esencial".
Mientras tanto, el hijo de Paloma Lago cumplió un año.
Algarabía del encierro: campanadas a rebato y chillidos llegan hasta Portugal. Un toro, herido en el momento de desenjaularlo, a mitad del trayecto se queda inmóvil, insensible a los improperios, a los pañuelos y a las mantas.
("Y de trapu, de trapu, de trapu/ y de trapu la manta será..."

El turista escandinavo, que no debe de haber podido dormir ni media hora, dibuja con realismo expeditivo a la agónica bestia: "Hastío, cagalera y sangre". Se olvida de las moscas, gordezuelas, tenaces y mordedoras. Esto lo observa, en cambio, uno de Fermoselle: "Aquí siempre habéis tenido unas moscas de concurso".



Encierro tradicional en Villarino de los Aires, 2012. Fuente: Diario Las Arribes al Día.

Mientras tanto, Marta Sánchez se deshace de su perro, regalo de Isabel Gemio.

El apodo tribal, el mote, como sola señal identificadora. Eso sí, entre tartas heladas en el quiosco, cremas protectoras al borde de la piscina y un montanal de electrodomésticos en la despensa. Al internarse por la espesura medio cibernética de cualquier callejón, acabará sonando una voz amiga que pregunte a conciencia.
"¿A que no te acuerdas de mí?" Y, dado que a menudo da en el clavo, el resto, por ejemplo, se resume así: "Hombre, soy Topo. Vivo en Lérida, me hice guardia civil, ahora estoy retirado. ¡Hará 40 años que tú y yo no nos veíamos! ¡O más! Pues vengo ahora de ahí, de la farmacia, porque el otro día, antes de venir, en un huerto que tengo allí, me rocé con una tomatera y mira cómo me he puesto esta pierna...". Y áquel, que tenía por manía infantil sacar lúbricamente la punta de la lengua, él mismo y de rebote, regresa ahora, de nuevo, al descubierto, afable, 40 años después, o más, levantándose el pantalón, y mostrando una llaga en la pantorrilla.

Mientras tanto, Carmina Ordóñez y Ernesto Neyra se dan un revolcón en alta mar.


A la hora del mediodía, cuando el reloj marca las tres, madres hasta el moño, con la energía de la desesperación, aguardan fuma y fuma, ante la ensaladilla rusa, que el elemento joven se levante de una puñetera vez de la cama, aunque sea para decirles: "Joder, mamá, es que en el pueblo te pones neura con el papeo! Estamos en fiestas..."


Mientras tanto, al turista escandinavo, que empieza a adormilarse sin remedio sobre el tapete floreado de la mesa camilla, alguien le grita en plan simpático:


"¡Coño, chaval, alégrame el careto! Ni que estuviéramos en Argelia..."


una interesante visión de las fiestas de VILLARINO, por JOSÉ MIGUEL ULLÁN. Contrapone la visión de los lugareños, representada por "Es que estamos en fiestas" -lo que les da pie a poder hacer de todo- a la visión de un turista escandinavo, que se aloja en un Centro de Turismo Rural de VILLARINO y que se va asombrando, y sorprendiendo por casi todo, cansado, derrotado, no entiene nada...anota en su libreta todo lo que le sorprende, y es mucho! ULLÁN se comporta neutro, viendo las posturas de ambos extremos...está basada en una experiencia real de una noche de San Roque, el escandinavo, realmente existió...

Me comenta LUIS FALCÓN, también escritor villarinense, y gran amigo de ULLÁN, que este artículo, que publicaría en 3 partes, fue escrito en Villarino. 
Quedaban los dos amigos muchas veces con Jesús Duque, en locales como LA EXTREMEÑA, CORCHO, étc. LA EXTREMEÑA está nombrada en este artículo...

martes, 18 de noviembre de 2014

FERMOSELLE: arco de la calle Requejo

Impresionante arco medieval ojival, y arcos de medio punto.

En el año 1929, coincidiendo con la visita de directivos de SALTOS DEL DUERO a los ARRIBES DEL DUERO (fuente: ALVARO CHAPA)


Y en la actualidad, 84 años después:



imagen artística, pero muy bonita, que te puedes descargar del siguiente blog de FERMOSELLE:

http://www.fermoselle.info/2014

O pintado al óleo por la recordada pintora zamorana, fallecida en 2010, Ana María Franco Guzmán


Historia gráfica de este bellísimo arco, Puerta medieval, cedida por Dolores Armenteros, desde el día 1 de mayo de 1902 en que transitaron por ella Miguel de Unamuno y Areilza:





Original en Foncos Casa-Museo de Migeul de Unamuno. SALAMANCA









 ésta última, tomada durante los encierros, ha sido mejorada por Emilio Seco, y la diferencia está a la vista:


lunes, 17 de noviembre de 2014

Inauguración de la Coop. Virgen de la Bandera (1958)

La Cooperativa de vinos Virgen de la Bandera, inaugurada en 1958. Como orgullosamente dicen los fermosellanos, la primera en la Provincia de ZAMORA.

Foto publicada por Alfredo Marcos Trabanca




domingo, 16 de noviembre de 2014

Fermoselle reivindicativa ante Franco Bahamonde


Información facilitada por Dolores Arementeros, que vivió junto a sus compañeras de Fermoselle, aquella visita histórica, de los entonces Jefes de los Estados luso y español, a las/los ARRIBES DEL DUERO.

Diario de Zamora, 17 de octubre de 1964, sábado (Crónica telefónica de nuestro corresponsal):
"Hoy, tras la inauguración del Salto de Bemposta, alrededor de las 8 de esta noche, ha pasado el Jefe del Estado por la capital, Zamora, de regreso a Madrid, acompañado por un nutrido séquito, en el que figuraba el gobernador civil de Zamora, Julio Rico.
En FERMOSELLE se publicó un bando de la Alcaldía, declarando Fiesta local la jornada de hoy, y el vecindario en pleno aclamó a Franco en las calles; recibiéndoles con arcos de triunfo y otros adornos: banderas, gallardetes y pancartas, en las que se leían entusiastas salutaciones, y la petición de que se abra la frontera, en los siguientes términos:
"FRANCO: UNE A LOS PAÍSES HERMANOS POR FERMOSELLE".

El cura párroco de aquella localidad (Fermoselle, D. Angel) hizo entrega al Jefe del Estado de un precioso estuche con dos medallas de LA VIRGEN DE LA BANDERA, veneradísima patrona de FERMOSELLE..."

Detalle de una de las pancartas:



Grupos de niños y niñas sayaguesas de Fermoselle, en aquel día:




Hay muchísimas anécdotas en Fermoselle, de aquel día, como ésta que cuenta Concha Gavilanes, de la entrega de la medalla por parte del cura a Franco:

"...fui testigo ocular. Aquella tarde estaba con mi padre al lado de D. Angel junto al pozo Portal. D. Angel...sudoroso, y con la medalla en la mano. Cuando llegó el generalísimo, que ya venía de vuelta del Barco, paró y D. Angel se acercó a él. En ese momento salió la escolta y ben empujón que le metieron. Lo recuerdo perfectamente, pero la medalla sí que logró dársela.
El generalísimo iba vestido de blanco, con cordones dorados en la pechera, dentro de un bolsillo.
Isidora Ramos
"mi prima Purificación bajó rodando todas las escaleras de su casa, que eran de piedra, por bajar a verle. Esto le pasó cuando le avisé de que ya llegaba, era muy pequeña, y no se acuerda".

El encalado de blanco de las casas, hay gente que se acuerda, tanto en la Zarza como Fermoselle. Les dieron un dinerillo para pintarlas de blanco.
Conchi Gavilanes se acuerda del bando que echó el Ayuntamiento de Fermoselle, para encalar todas las casas del pueblo. Aún hoy quedan muchas casas con esos restos del color blanco. Imaginaros qué trabajo, sobre un granito tan áspero.



Poco antes del mediodía se inauguró la Presa de Bemposta, por Américo Thomaz y Francisco Franco. Allí se depositó un monolito en suelo portugués, al que por cierto, se le han quitado las letras de Francisco Franco.




La Presa de Bemposta, frente a Fermoselle es la "joya de la corona" de las centrales portuguesas situadas en el Douro internacional. Fuente- ABC día 17 octubre 1964.


Los grupos juveniles de Fermoselle preparados para dar color local a la visita.
Me comenta un amigo de Fermoselle, más detalles deslumbrantes, del paso fugaz de FRANCO por FERMOSELLE:

"Se habían colocado dos arcos de fiesta en la entrada del pueblo, como los que se instalan hoy en día en Portugal.Uno en la entrada por la carretera de Salamanca, en el que no había gente, y otro en la carretera de Zamora, donde se junta con la que llamamos la Plaza vieja. Fue aquí, donde nos concentramos todos, y donde dieron los empujones a D. Angel, el cura de Fermoselle, antes de que pudiera entregar las medallas de la Virgen de la Bandera al Generalísimo..."

Me parece haber visto, esos decorados en forma de arco en Lumbrales, con yugo y flechas...seguro que aparecen las fotos de aquel día en Fermoselle.

"El cura se llamaba Angel Peláez Uña, y deseaba ardientemente dar las medallas de la Virgen a Franco.
Los niños, días antes, habíamos escuchado al maestro como debíamos comportarnos durante la visita, y que teníamos que mostrar unas banderitas de España. Después de la charla, nos dió a cada niño la banderita, que era un papel muy frágil, y con el encargo de ponerla sobre un palo. Por la tarde, cada niño buscaba su palo para colocar la banderita...
En mi caso me consiguieron un palo muy buebo, y bien labrado uno de los empleados de la central que estaba en el Tormes.
Así que cuando vimos la comotiva, nos pusimos todos, con nuestra banderita, a agitarla..."



Obreros en Bemposta ultimando la obra.



El mismo día por la tarde se inauguró la Central I de Aldeadávila de la Ribera, ya en Salamanca, y que llevaba un año ya funcionando.









Grabado recordatorio en Laverde, Poblado del Salto de Aldeadávila.

En la hemeroteca de ABC del día 17 de octubre de 1964:





sábado, 15 de noviembre de 2014

La Hispanic Society of America HSA (I)

O el reflejo de la cultura de LAS ARRIBES DEL DUERO en la sociedad hispánica de América (HSA).
Parece increíble, pero la prestigiosa Sociedad Hispánica de USA, también tiene su rinconcito pintoresco, y su pequeña dedicatoria a nuestros bailes, música, traje ribereño. 
En aquellos años comprendidos entre 1925 y 1931, las Arribes, o como se llamaba entonces LA RIBERA y el ABADENGO de LUMBRALES, eran de las comarcas históricas más señaladas, y diferenciadas del resto del Campo Charro, como lo pueden ser ahora La Peña de Francia, o el valle de Las Batuecas. Y fueron recorridas por los fotógrafos oficiales de la HSA.

Pero vamos por partes, primero una introducción sobre lo que es culturalmente el HSA:
wikipedia/Sociedad_Hispánica_de_América

Es una Sociedad cultural, en todas sus faacetas, que pretende acercar a la sociedad norteamericana el comocimiento y admiración por las artes, la literatura y la cultura, no sólamente española, sino como dice su nombre, la hispanoamericana, y también la ibérica, es decir, la de nuestros hermanos lusos PORTUGAL.

Pintura, poesía, pensamiento, literatura, sección de trajes y música, posee una colección admirable, y de toda ESPAÑA. Fue fundada por ARCHER MILTON HUNTINGTON en 1904, y tiene su sede en la ciudad de Nueva York desde 1904, en la avenida Broadway, entre las calles 155 y 156. Es ésta la principal zona cultural de Nueva York, y también, probablemente, de todos los EEUU.

Tiene museo, biblioteca, y unas amplias colecciones, entre ellas la sección de fotografías, en la Hispanic Notes. Es aquí donde estamos representados.

Su catálogo de publicaciones:

http://www.hispanicsociety.org/hispanic/HSACatalog.htm

LOS ANDERSON:
Alfred Anderson era el fotógrafo oficial de la Hispanic Society, y había recibido el encargo de su fundador, Archer M. Huntinton de realizar fotografías por toda España, para demostrar su cultura, y poder realizar un estudio antropológico posterior.
Parece ser, según he leído, que comienza su labor por Galicia en el año 1924, fotografiando absolutamente todo, tan sorprendido como estaba por lo distinto de nuestra cultura para un anglosajón...
Y ya os voy dejando aquí estas preciosas fotografías, de ¡hace 100 años!: "el puente romano de SALAMANCA sobre el TORMES", fotografía de 1915-1916, que está en la exposición, y realizada por Edith Lowber.



Y aquí el señor Anderson en la Catedral de Lugo, 1924. Repasando sus anotaciones. Sin duda ha sido captada la instantánea por un fotógrafo lucense, y está más pendiente el monaguillo de la cámara...




viernes, 14 de noviembre de 2014

El Fary: resurrección de la canción popular

José Miguel Ullán (Villarino de los Aires 1944- Madrid 2009) fue,  además de un poeta y escritor original y que puso a prueba todas las potencialidades del idioma español, un agudo articulista de temas culturales en varios diarios, entre ellos Diario 16 y El País.

En este último desarrolló una labor continuada, con pequeños altibajos durante casi 30 años, más concretamente entre junio de 1978 y junio de 2006. De los temás culturales más dispares, actuaciones de cantantes, pintores, reuniones de poetas, personajes públicos, y hasta de las fiestas de su Villarino natal.

Sus descripciones son rápidas, llenas de inteligencias, una suave ironía, elevándose sobre el lenguaje popular, y aprovechando muchas de sus expresiones.
 Os paso la 1ª, publicada en "El País", el 14 de noviembre de 1979:


El Fary: resurrección de la canción popular

Son los ceremoniales de la primera razón y del primer misterio. En los humildes bares de la calle de Atocha se respira ya un aire de disparo chunguero. Claveles en ojales, opulencia de rimel en miradas dulzonas, caracoles, tirabuzones y guedejas color caoba. Maridos de camisa blanca y corbata muy roja. Esposas que murmuran: «Hay la tira de gente conocida ... » Y ellos: « ¡Faltaba más! 
Ha crecido en el barrio de Bilbao y aquí está todo el barrio en marcha ... » 
Está: en plan matrimonial hasta con churumbeles y viejezuelos mansos. Vienen a ver a aquel chaval travieso, en su noche mayor de poderío, a ponerle ceniza en la frente. Y traspasa la entrada del teatro Monumental con emoción y orgullo, reconociéndose: « ¡Anda la virgen, Curro! » 
Cuando él, reconocido tiene mejor asiento: «No eres listo ni na ... » El alboroto es celestial: «A mí es que me va el tumulto, Toño.» Amanecen los músicos al tiempo que jarrean las palmas en la altura; resurrección de orquestas pueblerinas (Cibanal, Chupaligas o Tormes) bajo la piel del respetable en trance. 
Ahora un sólido amigo del esperado cantaor recita versos roedores. Un cómico, después, le teje un homenaje pimpolludo: «Si yo fuera presidente de España, os daría esto a todos los obreros: paga de ministro, vacaciones de maestro de escuela y trabajo de cura. » 
Carcajadas apocalípticas.
Por fin, señoras y señores, descubre la oreja El Fary. Bajito de estatura, traje crema -sin cinturón-, camisa marrón, pelo lacio, dentadura caballuna, sonrisa superlativa... Nada detiene el grito más leal: «¡Venga, cara bonita! » Sí, es esa clase de fealdad que, de la noche a la mañana, va y deja embarazada a la hija decente y escultórica de la patrona, a la propia patrona y a dos modistas de la misma calle. Y, además, canta: «Mi cante/yo lo siento caminando/por mis venas adelante ... » En la sala: «¡Eso es cantar y lo demás son leches!» Buena voz, endiablado sentido del ritmo y simpatía a fanegadas. Y sentimientos elementales. El personal está que se lo come: «¡Calma! Esta noche yo no me voy de aquí hasta que me echéis. Pienso morir hoy en la brecha.» Morir bailando: «Son tus labios dos panales/ que me llenan de dulzor/y los besos de tu boca/tienen zumo de limón.» Y ahora: «Voy a cantar... » Réplica instantánea: «¡Macho, canta lo que quieras, que todo lo cantas bien!» Y es verdad, compadre. Abandonando la embriaguez melancólica, pregona de repente las prohibidas delicias del porro: Dame chocolate, que me ponga bien ... » 
Victoria subversiva sobre castas familias adictas al tintorro y que, no obstante, aplauden. Una canción para la madre disimula el pecado de hace un rato. En el Monumental, al término, ha llegado el diluvio. Por si las moscas, pausa.

Tamborileros ribereños en Villarino de los Aires, el pueblo de José Miguel Ullán


"Saluda, abuelito"
Y ya vuelve ahí El Fary, vestido de azul claro. Canta a la amistad. Centenares de manos se tienden hacia el ídolo. Este saluda a Pepe Nieto. Una voz: «¡Saluda, abuelito!» Se levanta. Está llorando. El Fary nombra a otras estrellas. Se sienta: «Y ahora os voy a hacer un tema un poco lánguido ... » Habla de noches sin amor, de olas como cuchillos de agonía, Para saltar a una rumbita. Tres espontáneos salen hasta el pasillo a cabriolar. El público arroja al escenario lo que pilla: flores, bufandas, chaquetas, abrigos. Consejos gratuitos: « ¡No te excites, chaval! » 
Elogio de la chabola, recuerdos de una mala mujer, lamentos de condena... El Fary sostiene el cable del micrófono como madeja disponible para hacerse ovillo. Una voz: «¡Fary, viva la madre que te parió! Te lo dice El Rizos.» Otra voz: « ¡Vaya firma! » 
El Fary lleva una marcha loca: «No quiero la lucidez que me tortura./Quiero seguir como ayer/ con mi locura. » Locura del cante. Locura de amor. Locura del personal. Fandangos: «Este es pa los empleaos del teatro, que han dao mu bien el morro.» El éxito del verano cierra ya la actuación: «Yo me estoy enamorando/de tu carita poquito a poco...» Apoteosis: «¡Otral ¡Otra! ¡Otra! » Todo quisque baila, grita, llora, ríe: «¡Otra! ¡Otra! ¡Otra! » Y otra.


Ha nacido una estrella popular: Farina, Escobar y Peret, fundidos en un mismo personaje. Aderezado con un no sé qué sólo propio de El Fary y que puede restablecer la alegría en los hogares más modestos.

AMBASAGUAS: Duero y Tormes en Villarino. Fotografía de José Manuel Gárate.